MASAJES Y COSEJOS PARA EVITAR Y TRATAR LA CELULITIS

 
 
En mayor o menor medida la mayoría de las mujeres padecen celulitis o adiposidades localizadas.

Por el contrario, cuando hablamos de adiposidades localizadas se trata de acumulación de tejido adiposo. En estas personas la piel se presenta más fina mientras que en aquellas que padecen celulitis se caracteriza por su aspereza y mayor consistencia la comúnmente llamada piel de naranja.

La celulitis puede presentarse en personas obesas y en personas delgadas ya que la capa de grasa subcutánea donde se forma el proceso celulítico existe en toda persona independientemente de su peso. La lucha contra este tipo de afecciones será exitosa si se realiza en conjunto entre paciente y esteticista, ya que mediante la evolución de la tecnología, el instrumental y las sustancias que se utilizan es posible mejorar estas zonas siempre que el paciente tome conciencia de la importancia de realizar actividad física, una dieta adecuada y hábitos saludables en general.
Algas:
Los envolvimientos con algas reabsorben los nódulos de grasa y revitalizan los tejidos ayudando a la eliminación de retenciones hídricas.
Masajes linfático manual:
Son masajes mediante los cuales se hace reingresar el líquido retenido al aparato circulatorio para que luego sea eliminado a través de la orina.
Masaje:
Al intensificar la circulación y el metabolismo local ayudan a reabsorber las grasas e incrementar el consumo de calorías por el aumento de la actividad motora. Tienen además un efecto sedante y se puede introducir principios activos específicos a través de la piel. El objetivo de estos tratamientos es ayudar a eliminar el cúmulo de grasa localizada y estilizar el contorno corporal logrando una silueta más estética.

Tratamientos Celulitis:
¿ El masaje como tratamiento para la celulitis ?

El masaje aumenta la circulación y el drenaje linfático, reduce espasmos musculares y deshace adhesiones.
El masaje linfático en si mismo puede eliminar los fluidos acumulados pero como tratamiento para la celulitis, tiene un efecto positivo. Teóricamente, el masaje manual combinado con un masaje linfático puede portar a la reducción de la celulitis, por causa do suavizamiento del tejido blando y la eliminación de fluido excesivo. La única manera de resultados comprobables son los masajes en las zonas afectadas, con productos específicos asociados con una dieta nutricional y la continuidad de ambos. 
El método clásico o tradicional realiza el Masaje Linfático por medio de masajes manuales orientados, con el uso de aceites especiales. Este es un sistema muy bueno, que ayuda a aliviar de manera significativa muchos problemas de salud.

El Drenaje moviliza sustancias orgánicas, toxinas, agua, sales, grasas, etc. que deben expulsarse cuanto antes del organismo y para eso el cuerpo usa todas las vías de eliminación disponibles.

Investigaciones alemanas han demostrado que el aglutinamiento de proteínas ocurre en los fluidos linfáticos. Esto se debe a que las proteínas han reducido la carga electrostática. El proceso consta de varias etapas que se repiten a lo largo del cuerpo, o de las zonas a tratar.

El drenaje linfático manual y su aplicación


Entendemos por drenaje la salida de líquido de una zona dónde se ha ido acumulando, hacia un lugar de desagüe a través de un sistema de conducción. Para una idea más simbólica, el agricultor drena un campo inundado, sacando el agua a través de una red de tubos o canales. 

Más del 60% de nuestro cuerpo es de naturaleza líquida. Las células de nuestros tejidos se hallan rodeadas de líquido intersticial que posibilita su nutrición y la eliminación de residuos. 

A veces, por una serie de motivos patológicos, el líquido en un organismo, puede haberse estancado en diferentes partes del cuerpo. El Drenaje Linfático Manual (DLM), desempeña aquí un papel decisivo, siendo que la mayoría de las manipulaciones del DLM van dirigidas a aumentar la capacidad de transporte, drenaje o salida de líquidos retenidos en los tejidos a través de vía linfática, ya que actúa sobre los vasos linfáticos, activando su automatismo con lo que se mejora la eliminación del líquido intersticial y de la linfa.

Además de una acción antiedematizante, el DLM, actúa sobre el sistema nervioso neurovegetativo, debido a las manipulaciones utilizadas en la práctica, por un contacto físico repetido, lento y suave sobre la piel, con lo que se ejerce un notable efecto sedante (antiestrés).


Existe también el convencimiento, de que con el DLM, se mejora la respuesta defensivo-inmunitaria en las zonas tratada, basadas en que si con el DLM resolvemos estados de encharcamientos, evitamos que se acumulen residuos, facilitando el acceso de información y respuesta de los protectores inmunológicos.

En el campo de la estética, el DLM, se ha convertido en una técnica insustituible de gran apoyo en el tratamientos de muchos trastornos, que afectan el aspecto externo de las personas. En términos generales, podemos decir que es especialmente útil para:

Aspecto cutáneo: Acné, rosácea, eritemas, edemas faciales, piernas hinchadas y cansadas.

Tejidos: Paniculosis, celulitis, lipedemas, edemas de embarazos, edemas, síndrome pre-menstrual, estreñimiento crónico.


 
 
 

LAS ESTRIAS

Al contrario de lo que ocurre con otros trastornos de la piel -como la celulitis, por ejemplo- las estrías tienden a hacerse más evidentes en verano, cuando nuestro cuerpo está bronceado por el sol.

Su formación ocurre por la ruptura de las fibras colágenas y elásticas, ubicadas en la capa media de la piel. "Inicialmente se presentan como líneas rojizas, violáceas o rosadas, y cuando ya son más antiguas adquieren un color blanco",

Y a pesar de que continuamente se dice que los repentinos cambios de peso son los principales responsables de su aparición, también cabe mencionar otros factores. "Existe una predisposición genética, que provoca una mayor susceptibilidad a factores debilitantes. En la gran mayoría de los casos, las estrías se ven asociadas a cambios hormonales, que pueden ser fisiológicos -como la pubertad y el embarazo-.

¿Se pueden prevenir?

 La alimentación es fundamental a la hora de mantener una piel en buenas condiciones, lo que también es válido en el caso de las estrías. Y es que cuando sufrimos una carencia de vitaminas, minerales o aminoácidos se altera la síntesis de proteínas en el organismo, y el colágeno es una de las que se afecta más rápidamente. "Nuestra dieta debe ser variada, privilegiando el aporte de vegetales, legumbres, frutas, productos lácteos y carnes. También es importante que bebamos abundante líquido entre las comidas, de preferencia agua pura".

Durante el embarazo y la adolescencia es muy frecuente la aparición de estrías, pero esto no quiere decir que sean inevitables. "La realización de ejercicio físico en forma regular (y no en tres meses intensivos), la aplicación de lociones humectantes en la piel después de la ducha y el evitar las alzas o bajas bruscas de peso, pueden ayudar enormemente a evitar su formación", asegura la especialista.


  Recomendaciones generales:
- Mantener una buen tono muscular, que proteja las distensiones de la piel.
- Llevar una alimentación equilibrada, conservando un alto contenido proteico.
- Usar siempre un buen sostén, que evite el estiramiento de la piel de los pechos.
- Evitar las alzas bruscas de peso
- Beber abundante agua.
- Humectar la piel diariamente, para conservar su elasticidad

Evite rupturas de su piel usando productos hidratantes y no aumentando de peso súbitamente y con una alimentación sana.

En el 90% de las mujeres embarazadas se presentan estrías, independientemente de su edad. Las zonas más afectadas son el pecho, el vientre, los muslos y las caderas, y en menor medida glúteos, axilas y hombros.

El aumento de la producción de estrógenos dificulta la capacidad de regeneración de tejidos y provoca que las fibras elásticas de la piel se rompan con más facilidad. La falta de hidratación, el exceso de nutrientes y la tensión a la que se ve sometida la piel por el aumento de peso son las principales causas.

Las estrías son uno de los defectos de la piel que más preocupa a la población porque no tienen cura, de ahí la importancia de tomar las medidas necesarias para evitarlas.

Además de la obesidad o los embarazos existen otros factores como los genéticos, algunas enfermedades o cambios hormonales. Sin duda, se registran más casos en embarazadas, adolescentes y en mujeres que han llegado a la menopausia

 Lo único que se puede hacer es usar cremas o pomadas que las desvanezcan. Por eso es necesario tomar medidas preventivas.

Hidrate su piel

Antes que nada procure mantener hidratada la piel, recuerde que será más susceptible a estrías si se mantiene seca. El tratamiento es integral. También, se debe de tomar suficiente agua durante el día.

 

*